PASTEL FRÍO DE ALGARROBA (VEGANO)

PASTEL FRÍO VEGANO

PASTEL FRÍO DE ALGARROBA (VEGANO)

¡¡¡Hola “nutfiteros” míos!!!

 

¡Me la pedisteis y aquí está!

 

Hoy os traemos una receta que surgió de una tarde de aburrimiento y ganas de cocinar algo nuevo. 

 

Después de echar un vistazo por la nevera y ver la disponibilidad de ingredientes me salió el siguiente pastel, que en un inicio pensó ser un bizcocho…

Aun así, no salió bizcocho, dado que la característica de éste suele ser la esponjosidad, y éste pastel no queda como tal.

 

Pero el resultado me encantó y en casa también (incluso a mi hermano adolescente, que suele ser reacio probar “estas cosas raras que hace su hermana”, pero que luego prueba y acaba sorprendidamente encantado).

 

¡Pues sin más, os cuento cuáles son los ingredientes y la elaboración, todo súper sencillo, lo único que lleva más tiempo es dejarlo en el horno, pero vamos, que en ese ratito os podéis ver una serie, leer un libro, bajar la basura, adelantar tareas, eso sí, no os vayáis muy lejos de casa vaya a ser que se os queme el pastel!

Disfrutad mucho la receta, y si la realizáis ya nos contaréis qué tal estáis y si hacéis modificaciones y os queda de muerte, ¡compartidlas también!

 

INGREDIENTES

 

  • 100gr Harina de integral de avena
  • 2 C.S de harina de algarroba (podemos sustituir por cacao puro desgrasado).
  • ½ tarrina de queso veggie cream
  • 1 vaso de bebida de almendras sin azúcar (sirve cualquier otro tipo de bebida vegetal: soja, avena, arroz…).
  • 1 C.S de coco rallado
  • 1 C.P de canela
  • 1 C.P de levadura química en polvo
  • 7 orejones (podéis utilizar dátiles y/o uvas pasas).
  • Toppings: pistachos (un puñado) y chocolate del 85% (2 onzas cortadas a trozos)

 

Material de cocina necesario: un bol para mezclar, recipiente/fuente/molde de silicona para horno (no muy grande para la cantidad de ingredientes que yo he empleado en esta receta), vaso de batidora o similar y batidora.

 

Elaboración: en un vaso de batidora o recipiente apto, triturar los orejones con la bebida vegetal, después echar el resto de ingredientes (excepto los toppings de pistachos y el chocolate a trozos) y volver a batir todo hasta que logremos una masa homogénea.

Vertemos la mezcla en el recipiente para horno, y horneamos durante aproximadamente 30-40 minutos, echando un vistazo de vez en cuando para observar que no se nos queme la parte superior (podemos poner un papel de horno por encima si vemos que puede llegar a tostarse la superficie).

 

Yo pensé que iba a tardar menos en hacerse, pero, le costó un poquito más, eso sí, después, lo dejé enfriar y comí un cachito y estaba ríquisimo, pero, al día siguiente tras dejarlo toda la noche en la nevera, ¡aún estaba mucho más! Y de ahí salió su nombre de pastel frío, jejeje.

 

¡Qué disfrutéis!

 

Esther Montoliu

Dietista Nutricionista en Nut & Fit


WhatsApp chat