Antes de nada, vamos hablar sobre un GRAVÍSIMO PROBLEMA que existe a nivel mundial, la INACTIVIDAD FÍSICA.

Es el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad mundial. Un 6% de las muertes mundiales son atribuidas a la inactividad física. Sólo la superan la hipertensión (13%) y el consumo de tabaco (9%), y la iguala la hiperglucemia (6%). Además, la inactividad física es la principal causa de aproximadamente un 21–25% de los cánceres de colon y mama, un 27% de los casos de diabetes y un 30% de los casos de cardiopatía isquémica. Por ejemplo, las mujeres sedentarias (no realizan ningún tipo de actividad física) tienen casi el doble de riesgo de padecer cáncer de mama frente a aquellas que practican ejercicio de forma regular.

 

Los efectos de llevar un comportamiento sedentario durante muchas horas al día no está relacionado con la cantidad de ejercicio que se realiza durante el resto del día. Esto quiere decir que los hábitos sedentarios tienen un impacto negativo en el cáncer incluso entre personas físicamente activas, por lo que limitar el tiempo de inactividad es MUY IMPORTANTE en la prevención del cáncer. No es suficiente con hacer ejercicio físico 3 veces por semana, hay que mantener un estilo de vida activo.

En el anterior post hablamos de un tema que está muy relacionado con todo esto, el NEAT. (http://nutandfit.es/blog/sabes-lo-neat-aprovecharlo/)

 

Según la OMS, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Esto se debe en parte a la insuficiente participación en la actividad física durante el tiempo de ocio y a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas. El aumento del uso de los medios de transporte «pasivos» también ha reducido la actividad física.

 

Los niveles de sedentarismo son elevados en prácticamente todos los países desarrollados y en desarrollo. En los países desarrollados, más de la mitad de los adultos tienen una actividad física insuficiente. En las grandes ciudades del mundo que se encuentran en desarrollo el sedentarismo es un problema aún mayor.

 

 

Con todo esto, ya podemos pasar a hablar de los beneficios de realizar actividad física de manera regular. Lo primero de todo es saber cuales son las recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. Las recomendaciones vamos a dividirlas en 3 grupos de edad:

 

Jóvenes (5 a 17 años)

 

  1. Los niños y jóvenes de 5 a 17 años inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

 

  1. La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.

 

  1. La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos (ENTRENAMIENTO DE FUERZA).

 

Adultos (18 a 64 años)

 

  1. Los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

 

  1. La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.

 

  1. Que, a fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.

 

  1. Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares (ENTRENAMIENTO DE FUERZA).

 

 

Adultos mayores (más de 65 años)

 

  1. Los adultos de 65 en adelante dediquen 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

 

  1. La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.

 

  1. Que, a fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades dediquen hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.

 

  1. Que los adultos de este grupo de edades con movilidad reducida realicen actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.

 

  1. Convendría realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana. (ENTRENAMIENTO DE FUERZA).

 

  1. Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

 

gym

 

Podéis ver que he resaltado el ENTRENAMIENTO DE FUERZA en los 3 grupos de edad, es algo indispensable para tener una buena salud y que normalmente la gente se olvida de ello y dedica todo su tiempo a realizar ejercicio cardiovascular.

 

A continuación vamos a ver los beneficios más importantes de realizar actividad física regularmente (sólo veremos algunos puesto que los beneficios son muchísimos):

  • Aumenta la masa muscular y mejora la postura corporal.
  • Previene problemas respiratorios y mejora el asma branquial.
  • Favorece el aumento de la potencia cerebral.
  • Promueve la inmunidad.
  • Reduce el riesgo cardiaco, disminuye la presión arterial y corrige el colesterol en sangre.
  • Reduce la depresión e incrementa la confianza en la imagen corporal.
  • Mejora la calcificación de los huesos previniendo la osteoporosis y la osteopenia.
  • Reduce el sobrepeso y mejora la digestión.
  • Produce hormonas del bienestar.
  • Disminuye la incidencia de Diabetes y Accidente cerebrovascular.
  • Mantiene y mejora la flexibilidad.
  • Mejora el rendimiento académico y laboral.

 

Por último, vamos a ver 26 enfermedades para las que la prescripción de ejercicio física debería ser primordial.

 

  1. Enfermedades psiquiátricas: depresión, ansiedad, estrés y esquizofrenia.

 

  1. Enfermedades metabólicas: obesidad, hipercolesterolemia, síndrome metabólico, síndrome de ovario poliquístico, diabetes tipo 1 y 2.

 

  1. Enfermedades pulmonares: enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma y fibrosis quística.

 

  1. Enfermedades cardiovasculares: hipertensión, cardiopatía coronaria, insuficiencia cardiaca, ictus cerebral y claudicación intermitente.

 

  1. Enfermedades musculo esqueléticas: osteoartritis, osteoporosis, dolor de espalda y artritis reumatoide.

 

  1. Enfermedades neurológicas: demencia, parkinson y esclerosis múltiple.

 

  1. Cáncer: Con un estilo de vida saludable podríamos prevenir hasta el 40% de los cánceres.

 

Espero que con este post os haya quedado claro la importancia de realizar ACTIVIDAD FÍSICA REGULARMENTE EN TODAS LAS ETAPAS DE LA VIDA.